Testimonios

Me cambiaron la vida a mi, y a mi familia...

Testimonio Martín Nicola. 

Hola, mi nombre es Martín Nicola soy de Río Cuarto, tengo 39 años y actualmente mi peso es de 83kg.

Comencé este proceso de cambio de vida en el año 2011, cuando mi peso era aproximadamente de 176kg, ya no era una vida la que llevaba en esa época. Tomé conciencia de mi situación cuando mis hijos me dijeron que les daba vergüenza y que los cargaban sus compañeros; no querían que los llevara más al colegio. No podía disfrutar de mi familia,  el trabajo me costaba muchísimo, me dolían las articulaciones y el tema de conseguir ropa era muy complicado.

En el año 2011 comencé con este proceso primero en Río Cuarto, y después por temas de la mutual me derivaron a Córdoba, y comencé en CTOM. En esta institución me recibieron y me trataron con mucho respeto y humanidad, las secretarias siempre organizando los turnos para que me viera el gran equipo técnico que tiene esta institución, profesionales que me ayudaron muchísimo  con mis dudas e inquietudes. Fue así que el 05 Julio de 2012 el Dr. Carlos Sosa Gallardo me realizo la Manga gástrica y desde ese día todo cambio para bien.

Hoy estoy cerrando la etapa de ser obeso con mi última cirugía, la cual fue el 25 de julio de 2016 en la que me realicé la reconstrucción abdominal. Hoy le doy gracias a todos los que trabajan en CTOM, por haberme cambiado la calidad de vida no solo a mí, sino a toda mi familia.

 

Solo depende de uno buscar el cambio...

Testimonio‬ Hector Torres Moyano

Hola antes que nada me presento, me llamo Hector C. Torres Moyano, tengo 42 años de edad y soy un “obeso” en recuperación. Llegar hasta acá en esto, donde mi peso actual es de 79.5 kg de 146 kg aproximados que llegue a pesar fue un proceso de más de 6 años donde fui abandonando el tratamiento por no asumir mi enfermedad y estar envuelto en un sistema de sedentarismo y de mala alimentación, que generalmente los obesos no lo vemos y menos que menos queremos asumir.

Desde el momento que lo pude asumir y tomar esto en serio, aunque no menos costoso o sacrificado, comencé a procesar, desde mi ingreso a esta Institución, mi problema. Seguí los consejos y orientación que me dieron las chicas de recepción hasta las indicaciones de los médicos lo cual solo, y reitero, solo depende de uno buscar el cambio. Como equipo de salud, que puedo decir, hoy en día entre administrativos, médicos y paciente se mejora la calidad de vida de mucha gente. Hoy a un año de haber llegado a mi Bariátrica (Gastrectomía en Manga por Video) me siento parte de este Equipo, y desde mi humilde posición de paciente quiero sumar mi experiencia de vida para el cambio de vida de muchas personas que estén pasando lo que yo pase o peor…

Quiero hacerles llegar mi mensaje de Fé de que se puede cambiar, hay una opción de una vida mejor y sobre todo: todo depende de cada uno de nosotros. Aprender a ser mezquino con uno, porque desde el momento que uno piensa a favor de cada uno, piensa en la gente que lo rodea, aprende a vivir… y es muchas veces este cambio el incentivo para la gente que lo rodea.

Gracias a todo el equipo profesional y a Uds. Lectores que me dan esta posibilidad de compartir mi vivencia.

Hector Torres Moyano

“El éxito esta en la continuidad de los controles”

Testimonio‬ Maria Jose Villarreal

Mi camino en CTOM tiene inicio en el mes de FEBRERO 2012, venía con una frustración desde Villa María ya que tenía todo el trayecto de dos años, pero el equipo no trabajaba con mi obra social. 
Al tomar contacto con el equipo de CTOM, tomaron con muchísimo respeto la trayectoria, pero hasta la fecha no había logrado bajar de peso, lo que me frustraba muchísimo afectando a mi estado anímico.
Debo señalar que desde el Dr. Sosa Gallardo quien me recibió por primera vez en el centro hasta el equipo administrativo, pasando por todo el equipo de profesionales, administración, recepción me devolvieron el ánimo para dar continuidad a esta necesidad. A su vez, se suma el ver en la sala de espera personas que ya habían sido operadas, los comentarios, los consejos, se convertía en un espacio terapéutico en cada viaje.
No puedo dejar de señalar la importancia que tuvo en mi vida a partir de esta decisión la presencia permanente de mi nutricionista, en su intervención con alguien que realmente veía el área de ella como un “zona de temor o zona oscura”, como yo le decía, ya que en ocasiones mi cuerpo somatizaba brotándose antes de ingresar a las consultas.
Su recibimiento, su aliento, sugerencias, hasta una simple conversación permitían bajar mi ansiedad y esa fue la manera en que comencé a tener éxito en las dietas pre quirúrgica. 
Mi adhesión al tratamiento fue lo que me devolvió las esperanzas de revertir mi situación, obtener el apoyo de mi familia al ver mis convicciones y mis logros fue fundamental para la continuidad y la inversión económica que significaba cada viaje, la organización con mi hija que en ese momento era mas pequeña, la organización en mi espacio de trabajo, todo significaba esfuerzo que nunca aplaco mi necesidad.
Llegado el día de mi cirugía me sentía comprometida conmigo misma como nunca en mis 37 años había sentido, el acompañamiento de mi familia, de mi hija, de mis amistades y sobretodo del equipo y como pilar fundamental el de mi nutricionista permitieron que lo viviera de manera feliz, confiada sin ningún temor.
La recuperación fue excelente, cuidada y nada invasiva, se tuvo en cuenta cada detalle, se aclaró permanentemente toda duda e inseguridad. 
Pasado tres años de mi intervención quirúrgica siento el mismo compromiso, la misma protección, teniendo en cuenta la frase de mi nutricionista que es lo que permanentemente hace que mi calidad de vida se mantenga: 
“EL ÉXITO ESTA EN LA CONTINUIDAD DE LOS CONTROLES”

HOY NO SOLO TENGO LA POSIBILIDAD DE COMPARTIR MI EXPERIENCIA, SINO QUE REVALORIZO EL APRENDIZAJE DIARIO TENIENDO LA TRANQUILIDAD DE QUE LA CIRUGÍA BARIATRICA NO SOLO CAMBIO MI VIDA SINO A LA DE MI FAMILIA, YA QUE TODOS HOY VALORAMOS LA SALUD GANADA.

 

Páginas