Testimonios

"Me permitió vivir de nuevo..."

Mi nombre es Carlos Verblud, quería compartir mi experiencia, estas son mis fotos comparativas de mi antes y después, el día de mi cirugía pesaba 146 kg fue el 04 de julio de 2013, cuando el doctor Carlos Sosa Gallardo y su equipo médico me realizaron gastrectomía en manga, la cual me permitió vivir de nuevo, cumpliendo con todos y todas las indicaciones. Estoy a punto llegar a mi peso ideal. Hoy a un año y dos meses llevo bajado casi 55 kgr, y me siento genial. Por eso no tengo más que palabras de agradecimientos al Dr. Carlos Sosa Gallardo, su equipo médico y en especial a sus secretarias. Carlos Verblud

"El futuro depende de mí..."

Los locos que pensaron que podrían cambiar el mundo, miraron hacia adentro primero en busca de ellos mismos, y son los que a lo largo de la historia han logrado cambiar las cosas…. Bueno: ACA ESTOY!! YO soy una loca de esas, intentando siempre cambiar mi entorno para conseguir lo que quiero, pero para eso, debí desandar el camino andado muchas veces. Era solamente yo, sin ganas de vivir, con miedo a enfrentarme a la realidad, con 130 kilos, que mi cuerpo físico cargaba sin darme la menor cuenta de que era la suma de todas las cosas que me iban pasando, de todas las personas que apoyaban en mi sus cargas laborales, sentimentales, espirituales, de esa gente que en ese entonces arrastraba con mi energía y la usaban para su bien común. Las limitaciones físicas eran muchas: no podía sentarme en los asientos de colectivo, a atarme los cordones. Caminaba una cuadra y me agitaba, y ni hablar de relacionarme con amig@s. Era una gran monotonía, despertarme, ir a trabajar, volver, comer, acostarme, comer, y al sobre de nuevo a esperar el otro día. Uno de esos “tantos” otros días desperté, me miré al espejo, y vi en lo que me estaba transformando, en lo que me había convertido, escuché miles de consejos, palabras de aliento y de desaliento, pastillas, dietas, recetas infinitas que prometían millones de milagros en casi segundos, pero fue entonces que DIJE: BASTA , STOP, PARA LA MOTO, METÉ UN FRENO!! YA BASTA DE ESTO, o tu futuro, proyectos y anhelos no van a estar. Y fue así que comencé a desandar el camino, a mirar por dentro, a animarme a ahondar en lo que estaba pasando realmente: me pregunté qué es lo que quiero, que puedo hacer por mí, por mi salud mental, por mi salud física, que puedo hacer para dejar de estar mal, si la única que conocía lo que realmente sufría y lo que quería profundamente y anhelaba en un futuro más que nadie era yo misma. Y fue en ese preciso y precioso momento que inicié la búsqueda: empecé por Internet, PSICOLOGAS, y encontré a mi guía, una grosa Evange, me ayudó a descubrir las herramientas que yo misma tenia para salir adelante… empecé el psiquiatra, medicada con 4 pastillas, estaba zombi fui solo 6 meses, luego escuche sobre la operación BARIÁTRICA, y pensando que sería una gran herramienta para mi decidí interiorizarme en el tema, a sabiendas que jamás había pasado por ninguna cirugía. Chocha saque turno a CTOM con el cirujano Carlos Sosa Gallardo. Y el gran día llegó entre préstamos, vendidas, y colaboraciones… con una sonrisa en la cara partí con mis viejos y mi amiga Laura para el Sanatorio a dar un gran paso, operarme. Tenía una felicidad inmensa. Médic@s, enfermer@s, agujas, bisturíes, medicamentos, para mi eran todas flores coloridas que iban a sumergirse en mi para salir a colorear mis días. Y así fue que entré al quirófano feliz y salí mejor aún. Ese mismo día me prohibieron la medicación psiquiátrica por un día, y mi cabeza dijo “si un día pude sin ella podré varios días más”, asique decidida en cuerpo, mente y espíritu desde ese día no toqué la medicación y mis días funcionaban mejor y mi sueño era profundo. Y todo salió como mi mente quiso, como lo había planeado el día anterior, porque si algo decidí fue VIVIR EL DÍA A DÍA, SIEMPRE PENSAR EN POSITIVO, CAMBIAR MI ENTORNO, TENER LA MENTE FRESA. El correr de los días me brindaba algo bueno, bajar de peso, verme bien, el sentirme mejor, el conocer al equipo interdisciplinario de CTOM (María José, Maia, Laura, Soledad, Carlos) que actualmente me sigue atendiendo. Ellos me daban fuerza para que hiciera todos los deberes al pie de la letra, son mi guía diaria. Mi novio, Dios que aguante, un grande, un amigazo, compañero, presente siempre, bancándome en todas las decisiones y afrontando sus miedos a que yo no pudiera salir. Pero acompañándome desde lo más mínimo a lo más grande. 8 años juntos, pasando por todo esto y más y luchándola juntos. En noviembre del año pasado volví a tomar coraje y fui al quirófano de la mano del Dr. Ledesma (groso) para dejar atrás otra etapa, si bien no fue tan importante como la primera, era un pedacito de este cambio, fue realizarme la dermolipectomía de abdomen. Feliz entré y salí y feliz estoy con el resultado. El BAILE me ayudo a mostrarme delante de la gente, cosa que antes no podía, me ayudó a tener más personalidad, a desatarme y soltarme físicamente y lograr hacer ejercicios, cuando odiaba ir al gimnasio. Herramienta que puedo volcar en la vida diaria, en mi trabajo, con mis amig@s y mi familia. Tan simple como soñar que estas viva siempre. Y mis días son así levantarme feliz de que algo bueno llegará en el día… con una sonrisa ir a trabajar, compartir momentos espontáneos con amig@s. Disfrutar de mi familia, novio, mis mascotas, mis médicos que ya son parte de mi familia. Siempre algo bueno llega, no me hago drama por pequeños problemas porque sabemos que tienen solución, sólo ME OCUPO Y NO PREOCUPO, vivo el hoy, disfrutándolo, pensando en mañana, a corto plazo, planeando siempre ser la protagonista de la historia, porque para ser un sueño realidad sólo se necesita actuar. Y hoy en estos momentos mi prioridad es la Familia, sueño con casarme, tener hijos, ya que encontré la persona indicada con la cual quiero compartir todo esto. Y gracias a poder lograr cambiar mi entorno, y poner en práctica todas las herramientas que se me presentaron voy poder el día de mañana ser la mamá que tanto deseo. Y contarles también a mis hijos esto, lo cual cada día que lo comparto con gente me hace sentir más fuerte, soy feliz contando este logro. Dejando atrás de la historia lo que era, para pasar a ser lo que hoy soy, la misma persona, sólo cambiando mis hábitos, entorno, y alimentándome de lo que me gusta y hace bien a mí, porque sólo hace falta una persona para cambiar tu vida... y es un@ mism@. Luisina Parodi 30 años

"Gracias CTOM por mi cambio de vida, GRACIAS!!!!!!!!"

Empecé el tratamiento porque estaba muy obeso, no me podía mover, no podía hacer más nada, me sentía pesado, incómodo. Me enteré de esta posibilidad por el Dr. Marcelo Musso. Cuando llegué a Ctom, tuve un encuentro con el Dr. Nicolás Sosa Gallardo, me habló del tratamiento, me explicó muy bien y sentí que lo podía hacer. Al principio no fue fácil cambiar el hábito de comida, pero con la ayuda de la psicóloga resultó más fácil, mi familia me apoyó, no compraban comida que no podía comer, me acompañaban con la dieta. Es importante mentalizarse de que este cambio es posible, es cuestión de tomar conciencia. Lo tomé como un desafío personal, ya que no había hecho dietas, no hacía actividad física, y enfrenté todo. Fue mucho sacrificio, pero llegué a la operación, fue muy buena, la recuperación fue rápida, me sentí contenido y cuidado por el equipo de médicos a cargo del Dr. Nicolás Sosa Gallardo, su padre Dr. Carlos Sosa Gallardo y enfermeras. Después de la operación la gente notaba el cambio y me decían que era un cambio muy bueno, empecé a relacionarme distinto con la gente, por ej.: Cuando empecé el gimnasio no quería hacer los ejercicios hablaba poco con los compañeros y después de la operación iba con ganas, hablaba con todos y hacía chistes. Empecé a hablarle a gente obesa para que se haga la operación porque es un cambio muy bueno en tu vida. Después decidí operarme para sacarme los colgajos, porque me molestaban, pesaban, me lastimaba. Esa operación fue muy buena, me sacaron 8 kilos de colgajos, también me sentí muy acompañado y muy cuidado por el equipo médico del Dr. Sergio Ledesma, cirujano Plástico a cargo de la cirugía. Cuando me levanté al dia siguiente de la operación y no tenía la panza, sentí un alivio total. Mi hermana me miraba y sentía que le habían cambiado a su hermano de toda la vida, por una parte decía que era buenísimo el cambio y que iba a estar muy bien pero por otra parte la preocupación de ver una persona totalmente diferente y como iba a enfrentar ese cambio. Me pasó lo mismo, pero me sentí muy bien, porque puedo comprarme ropa y elegir, sin necesidad de comprar lo que solamente me va, me puedo mover libremente, manejo el camión y no tengo la panza que me molesta, cambió mi vida social totalmente. Bajé 90 kilos, nunca pensé que iba llegar a tanto. Le recomiendo a quien pueda hacer el tratamiento que lo empiece que no es imposible!!!! Es un cambio espectacular!!!!!!!! Agradezco al equipo interdisciplinario de profesionales que hicieron mi tratamiento, cirugía y al personal administrativo que siempre me atendió muy bien, me contuvieron y acompañaron. GRACIAS CTOM POR MI CAMBIO DE VIDA, GRACIAS!!!!!!!! JOSÉ LUIS BALARI. Devoto (Cba.)

Páginas